Ejercita y nutre tu cerebro

Todos saben que la clave para un cuerpo saludable es la alimentación y el ejercicio, muchas personas trabajan apasionadamente todos los días para mantenerse en forma. Así que, si podemos ser tan preocupados con relación al ejercicio y alimentación de nuestro cuerpo ¿ por qué negarle ejercicio y nutrición a nuestra mente?, el desarrollo mental debe ser algo permanente en el ser humano, la mente debe nutrirse constantemente, siempre debe ser estimulada y debe tender a la excelencia en todo momento, la falta de curiosidad intelectual, la rutina y falta de estímulos conducen a un paulatino envejecimiento cerebral y emocional.
Cómo ejercitar su cerebro? no hay gimnasio para cerebros, pero hay algunas cosas que cada uno puede hacer por si mismo. Según los estudios, prestar más atención, asociar palabras y nombres con imágenes visuales, repetir información en voz alta y analizar información en fragmentos puede ser eficiente. Un reciente estudio del Journal of the American Medical Association, entre personas de 65 años o más, descubrió que el 26% de los sondeados mejoró su rendimiento en exámenes de memoria luego de 10 sesiones. Asimismo, un 87% pudo procesar información más rápidamente y un 74% mostró una mayor habilidad para resolver problemas después de haberse sometido a un adiestramiento en esas áreas.
Los científicos de Clínica Mayo descubrieron que las personas mayores sanas que participaron en programas de entrenamiento en computación, destinados a mejorar la velocidad y exactitud del
procesamiento cerebral, adelantaron el doble que el grupo de control. (MTI /texcoco Mass Media/Clínica Mayo Rochester. Publicada: Febrero 20, 2009). Los participantes del estudio provenían tanto de Minnesota como de California, tenían más de 65 años de edad y ninguno padecía de impedimento cognitivo, como por ejemplo la enfermedad de Alzheimer. Estas personas trabajaron en actividades de computación desde sus hogares durante una hora diaria, cinco días de la semana y por ocho semanas. El grupo de control, compuesto por 245 adultos, miraba videos educativos, para luego dar una prueba sobre el contenido.

Al finalizar las ochos semanas, los científicos utilizaron un medio normalizado para medir los
cambios en la memoria de los participantes incluyendo tareas como repetir palabras o números
después de escucharlos una sola vez. «Descubrimos que estas capacidades presentaron una mejora significativamente mayor en el grupo experimental, de alrededor del doble», señala el Dr. Glenn Smith. Los participantes del grupo experimental informaron que también ellos observaron mejoras en su memoria e indicaron que el cambio se notaba diariamente al realizar las tareas.

Muchas personas no se preocupan de la pérdida de memoria hasta que empiezan a notar que ya no está, el mejor tiempo para comenzar es cuando su mente se encuentra aún en forma. Quizá no
puedas traer tu memoria de regreso, pero puedes evitar seguir perdiéndola. Si no hacemos actividades diarias para ejercitar nuestro cerebro perderemos habilidades importantes, principalmente la habilidad para recordar. Así que si quiere recordar donde dejó las llaves comience a ejercitar su cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *